Control de calidad

Para obtener traducciones de la máxima calidad.

Todas las traducciones son sometidas a un proceso de control de calidad para garantizar la máxima calidad posible.

Proceso de control de calidad (QC)

  1. QC en línea. Las herramientas de corrección ortográfica, comprobación de glosarios y estilo ayudan al lingüista a lo largo de todo el proceso de traducción.
  2. Fase de corrección. Una vez finalizada, la traducción pasa del traductor original a un corrector nativo que comprueba si hay errores. El corrector introduce sus correcciones directamente en el texto traducido y todos sus cambios quedan marcados y registrados de tal forma que puedan revertirse fácilmente en caso necesario.
  3. Revisión del traductor. El traductor revisa a continuación los cambios del corrector en lo que constituye una segunda fase de corrección.
  4. Revisión técnica. Cuando las traducciones deben publicarse directamente con diseños o maquetaciones específicos, un gestor de proyecto se encarga de comprobar que los elementos técnicos de los documentos de origen se han mantenido en la traducción. Esto incluye espaciados, vínculos e imágenes.
  5. Aprobación del cliente. Su organización tiene la última palabra. Sus propios revisores pueden introducir los últimos cambios directamente a través de Avi5 o del CMS de su elección. Estos cambios quedan registrados para informar a los lingüistas de sus preferencias de cara al futuro.

Funcionalidades adicionales


Programe una consulta gratuita >